¿Cómo les va gente bloguera?.

Todos alguna vez en el colegio aprendimos a escribir un texto, y nos han enseñado lo que es un párrafo, una oración, sujeto y predicado, título, subtitulos y bueno un par de cosas más. A la hora de escribir su importancia y relevancia se ve reflejado cuando lo hacemos en un blog o sitio web, y no solamente porque es la forma correcta de escribir, sino porque tanto nuestros seguidores como Google lo tienen en cuenta. Y ahora vamos a ver el porqué tenemos que ser precavidos.

Google y Clientes Potenciales son Jueces

Lo primero que tenemos que saber es que a la hora de escribir un artículo mucha gente o futuros clientes potenciales son los lectores, por lo tanto tener una buena presentación hace que nuestro post sea creíble y se vea profesional. Seamos realistas, cuando vemos un apartado con faltas de ortografía o textos sin encabezados, una de las cosas que pensamos es que lo escribieron sin ganas o no sabe mucho y es poco profesional. Y lo que queremos lograr escribiendo es mostrar nuestro conocimiento y conseguir clientes ¿no es así?.

El segundo motivo y no menos importante ya que todo viene de la mano, es la importancia de hacer SEO interno, de tener correctamente bien ubicado los encabezados y subtitulos, logrando así que los buscadores sepan de lo que estamos hablando y tengan en cuenta las palabras clave.

Bien entonces ¿cómo vamos a colocar los encabezados?: ubicándonos en el título sabremos que el h2 es el subtitulo y que no tiene la relevancia como el primero pero a la hora de hacer SEO indica las diferentes secciones del artículo que estamos escribiendo por lo tanto puede haber más de uno subdividiendo distintos temas, siempre estos siendo de importancia.

Las etiquetas de h3 en adelante son los subapartados de los subtitulos, siempre tienen que indicar que trata sobre el subtitulo anterior o sea el h2 que lo encapsula. Y así mismo con las etiquetas que le siguen, en primer lugar es muy difícil encontrar en las publicaciones etiquetas de h4 en adelante y segundo que no tienen demasiada relevancia para el SEO. Solamente nos queda decir que hay que tener en cuenta saber en qué momentos usar correctamente los encabezados, para darle una estructura correcta a nuestro texto y brindarle a nuestro contenido de calidad una relevancia mayor con las palabras claves incluidas en los encabezados.

Dejar respuesta